Aviso

La publicidad expuesta en la barra superior de la Web no tiene ninguna relación ni tampoco representa el pensamiento ni doctrina de ICRCHILE.ES.TL

icrchile

posición

                                                                               
MI POSTURAcomo pastor y
teólogo, 
frente al proyecto de ley “Acuerdo de Vida en Pareja” (AVP) firmado por el presidente de Chile hace pocos días. (Rvdo. Fernando Corales) 
 
 
 
 
 
 
 
Tomo las palabras de un consiervo que al enterarse de este proyecto expresó: Este ha sido un triste día para mi país. Y tiene toda la razón, la tristeza también embargó mi corazón y aumenta cada vez que miro, una y otra vez, las declaraciones hechas por el Sr. Sebastián Piñera, presidente de Chile, respecto a este proyectoEllas denotan que nuestra querida patria va “cuesta abajo” en lo que concierne a su moralidad y buenas costumbres.  
 
Tratando de ocultar sus verdaderas motivaciones el Sr. Pinera dice que sigue creyendo en el matrimonio entre un hombre y una mujer, y hasta hace uso de la definición académica de lo que es el matrimonio, pero, simplemente, está creando una “legalidad paralela” que a la larga menoscabará lo que debe ser un verdadero matrimonio, la familia, el habló, en su discurso oficial[Pie de página] de una: “sociedad libre, pluralista y democrática; de “ que no exista discriminaciones odiosas y arbitrarias en nuestro país”; de que: “nadie se sienta discriminado por sus opciones religiosas…por su orientación sexual”; de “que según la constitución la familia es el núcleo fundamental de la sociedad”; de que “el pilar más importante de valores que queremos crear es la familia…“; además es enfático en decir que el proyecto presentado es: “una profunda convicción personal de él, como presidente,  y de la coalición por el cambio”. Posteriormente se respalda en la antropología para destacar la necesidad y la importancia de la familia. Habla de “FORTALECER y promover la FAMILIA”.   
 
Ya en el minuto 7 de su discurso comienza a sacarse la careta y dice: “NO existe un TIPO de familia, sino múltiples tipos de familias (aquí saca “muchos” aplausos); “convivientes de diferentes o el mismo sexo…ellas merecen respeto…todas estas familias son fruto del amor”; Recuerda que por un millón de convivientes (si usted calcula es MENOS del 0.6% de la población en Chile, cabe preguntarse: ¿Y qué pasa con el 99,4% restante?) es necesario que este proyecto ley sea presentado con “urgencia” para “eliminar las discriminaciones arbitrarias existentes”. Continuando con su discurso, “se cuida” de poner “condiciones” para legalizar estos vínculos, pero estas carecen de una sana moralidad. 
 
Incluso hasta los partidos de su “coalición” le han mandado un mensaje al respecto[Pie de página] El diputado UDI, Gonzalo Arenas, acusó al gobierno de “vender a su madre por un par de puntos en las encuestas”, y el diputado UDI Enrique Estayadvirtió que rechazará la iniciativa del gobierno diciendo: “No aceptaré bajo ningún punto de vista, que se pretenda encubrir un matrimonio o enlace legal entre homosexualesEsta es la “opinión” de su propia gente, de su “coalición”.  
 
Como pastor y teólogo, estoy de acuerdo en lo que dijo  Antaris Varela, en el momento que el Sr. Piñera  firmaba el proyecto ley: “Presidente está legalizando el pecado”, esa es la verdad que está detrás de todo esto desde una perspectiva bíblica histórica y de la que debería tener todo aquel que se dice ser “cristiano”. 
 
Tratar de explicar “todas” las razones envueltas me llevaría a ocupar mucho espacio, no obstante debo dejar en claro dos cosas: 1] La Condición espiritual de quienes pretenden legislar al respecto (y quienes le apoyan, incluyendo a líderes evangélicos) y 2) Lo que Dios dice al respecto. Veamos con más detención estos dos puntos. 
1] La “Condición Espiritual”. Debemos recordar que todo ser humano que no ha sido llamado a salvación, que no ha nacido de nuevo, por más “religioso” que diga ser, se encuentra en una Total Depravación”, es decir  el pecado controla todas las facultades de su vida, a tal punto, que él es incapaz de desear o hacer algo para convertirse a sí mismo a Cristo o para prepararse para su conversión, definitivamente, como efecto de la caída: ninguna facultad humana escapó de estos efectos (muerte, juicio y condenación., por favor lea Romanos 5; Efesios 2). Por esto, NO podemos esperar “buenos frutos” de un árbol “malo” (Mateo 7:16-21). Aquí deseo compartirles lo que el gran hombre de Dios, Charles Spurgeon, dice al respecto:  
“Así como el SOL CALIENTE TRAE MOSCAS NOCIVAS,  
lo mismo EL PECADOR PUESTO EN HONRA ESTIMULA EL VICIO POR TODAS PARTES" 




1 - Usted puede verlo completo en youtube.com haciendo



2 - Usted puede leerlo completo en el dinamo.cl haciendo

 
 
2] Lo “que dice Dios al Respecto”. Dios es enfático y claro al respecto en pasajes tales como Levítico 18:22; Romanos 1:18-32; 1ª Corintios 6:9; etc. sin embargo, creo firmemente, que la postura de Dios hacia lo que sucede es esta: 
 
¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas,  
y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!... 
Por esta causa se encendió el furor de Jehová contra su pueblo, y 
extendió contra él su mano, y le hirió (Isaías 5:20 y 25) 
 
Algunos han dicho: “Es la voluntad de Dios que suceda esto”, yo les digo… ¡CUIDADO! con atribuir a Dios la autoría de hechos como este ya que él NO ES AUTOR del pecado, y 
 
El que Dios permita algo NO SIGNIFICA QUE ES SU VOLUNTAD.  
NO PODEMOS INTERPRETAR SU VOLUNTAD a partir de lo que El permite que suceda. 
 
Creo que usted ya descubrió cual es “mi postura” respecto a este hecho en particular, deseo fundamentarla. 
 
Me opongo TOTALMENTE al Proyecto ley “Acuerdo de Vida en Pareja” porque:  
 
  1. Demuestra una incoherencia y falsedades  de parte del Sr. Sebastián Piñera y el Gobierno que representa. 
  2. Demuestra la desesperación de un gobernante que día a cada está quedando más solo.  
  3. Viola directamente los principios bíblicos fundamentales de la raza humana, de la familia y de la moralidad cristiana establecidos en la Palabra de Dios. 
  4. Es una prueba fehaciente de la Total Depravación del ser humano. 
  5. Establece un precedente moralmente destructivo para las generaciones venideras. 
  6. Es algo que Dios aborrece y condena.   
  7. Como pastor, debo dejar muy clara mi postura al respecto 
 
Amado(as) en Cristo: 
 
La solución no es salir a “protestar” públicamente y recordar al  presidente que existimos como iglesia evangélica, o pedirle respete nuestros “derechos” ¡NO! El no nos escuchará (además que no necesitamos nos escuche, ni tampoco ningún político). Esta “causa” ya está en manos del Dios Soberano, por algo lo “Permite”, y, personalmente, no creo que sea para enseñarle algo a los inconversos, sino para enseñarle a Su Pueblo, Su Iglesia, Sus Escogidos. 
 
¿Por qué digo “no salir a protestar”? sencillamente, porque la iglesia (en su gran mayoría) ya no está en las “arenas del circo romano”; sino “cenando y comiendo del mismo plato…con Cesar”.  Es muy común ver hoy en día como “pastores”; “líderes”; “ministerios” que dicen ser cristianos, van de la mano con políticos de corte agnóstico; Opus Dei; Teología de la Liberación; Romanistas y les rinden culto y pleitesía, TODO por obtener beneficios (léase: “arrebatarle el oro a Egipto”, la famosa teología del “reino ahora” o Dominionismouna teología nefasta que está muy de moda y enseñada aún en Consejos de Pastores, institutos bíblicos, etc.) olvidándose del Dios que todo provee y de Sus promesas eternas.  
 
¿Qué hacer entonces? Hay varias acciones al respecto: 
  • Volver a la Biblia a la sana doctrina, y dejar de lado las “doctrinas de hombres”. 
  • Arrepentirnos de nuestros pecados, desde el pastor hasta el más nuevo de los congregantes, del esposo hasta los hijos de cada hogar cristiano.  
  • Restablecer el “Altar Familiar”, solo así los dinteles de nuestro hogar darán testimonio de nuestra fe.  
  • Clamar, clamar, clamar y…seguir clamado y decirnos uno a otro, como pueblo de Dios: 
 
Levántate, da voces en la noche, al comenzar las vigilias; 
Derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor; 
Alza tus manos a él implorando la vida de tus pequeñitos, 
Que desfallecen de hambre en las entradas de todas las calles. (Lamentaciones 2:19) 
 
 
Hermano(a): piensa en tus hijos pequeños, sobrinos, nietos, bisnietos… ¿Qué les esperas si tú tranzas tu fe? ¿Si sigues tal como estás? ¿En QUIEN pondrá su fe y esperanza?..¡Aún es tiempo!...OSEAS 10:12 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=